dimecres, 5 de maig de 2010

Un atril no es una barra de bar

Hace unos días asistí a un acto de recepción. Había un atril y tras él se situaron tres personas. Dos de ellas se dirigieron al público con corrección por lo que respecta a la posición del orador. Sin embargo, la actitud de la tercera me sorprendió negativamente. Nada más terminar de saludar al resto de autoridades y asistentes, esta persona puso su brazo derecho sobre el atril en un posición más propia de una barra de bar o de una conversación totalmente informal. Imaginaos que estamos hablando con alguien de forma distendida y nos apoyamos en la pared. Pues así.

La decisión de situar el cuerpo de este modo le restó visión sobre el flanco derecho del público. Es cierto que había menos gente que en el otro extremo, pero la había. Pienso que quizás tenía el micro un poco lejos y con esa postura buscó acercarse al aparato. Pero en este caso la solución era ajustar el pie de micro. Sin embargo, esta persona provocó una comunicación no verbal incorrecta.

El experto orador Jack Pyle propone el método SPEAK (hablar) para una buena comunicación no verbal y en la segunda de las letras, la P, aborda esta cuestión:

    • S (Smile/Sonrisa): sonreir da una buena impresión y ayuda a los demás a querer escuchar lo que se va a decir.

    • P (Posture/Pose): mantenerse erguido con los hombros atrás y la barbilla arriba.

    • E (Eye contact/Contacto visual): lo ideal es fijarse en una persona del público aproximadamente tres segundos y después repetir la acción con otra persona.

    • A (Animation/Animación): hay que mostrar interés en el tema con energía y animación.

    • K (Kinetics/Cinética:movimiento): utilizar las manos para hacer gestos, los dedos para poner énfasis, ...

Son cinco cuestiones muy importantes que pueden provocar la aceptación o el rechazo de un discurso en función de su cumplimiento. Porque nuestra atención suele perderse a los pocos minutos de comenzar el parlamento y entonces entra en juego la persuasión a través de la comunicación no verbal. En este sentido ¿os habéis preguntado cuánto tiempo aguantáis escuchando un discurso? Un dato: un orador suele pronunciar entre 150 y 160 palabras por minuto.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada