divendres, 21 de maig de 2010

Heineken se deja ver -y se deja prohibir- en Madrid por la Champions

Heineken es uno de los patrocinadores de la Champions, contrato por el que a saber cuántos millones de euros ha pagado. Pero es una buena apuesta: esta competición futbolística cuenta cada año con más seguidores por todo el mundo. La culminación de un patrocinio de este tipo suele darse en la final del torneo, que se jugará mañana en Madrid. Para este evento Heineken ha preparado varias acciones con el fin de aumentar su notoriedad.

Una de ellas ha sido la construcción en Madrid de una reproducción del estadio Santiago Bernabeu a base de botellas de la marca de cerveza. Una iniciativa muy llamativa. Y otra ha sido la colocación de lonas gigantes con la imagen de la Champions y de Heineken. Pero la polémica ha llegado con estas pancartas. El Ayuntamiento de Madrid aprobó hace poco una ordenanza conocida como la Ley Anti-botellón por la que se prohíbe la publicidad de bebidas alcohólicas en espacios públicos. Si os fijáis, las competiciones deportivas en las que se anuncian estas empresas lo hacen mediante sus productos sin alcohol, precisamente para evitar este tipo de restricciones. El ayuntamiento madrileño ha procedido a la retirada de las lonas. Decisión que ha aparecido en los medios.

Así, Heinecken ha conseguido tener repercusión mediática, es decir, publicity mediante una acción propia del street marketing, lo de las botellas, y también con la reacción a la colocación de las lonas. Sea por una cosa o sea por la otra, la cuestión es que la marca ha conseguido tener mucha prensa. Considero en este sentido que muchas veces el fin último de una acción de Relaciones Públicas no es la propia notoriedad sino conseguir una reacción de otra parte que genere ese impacto esperado.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada