dimarts, 18 de maig de 2010

Las correas en Canal 9

El pasado domingo el programa de deportes de Canal 9 Minut a Minut tuvo una edición especial ya que se incluyó en el informativo vespertino de Notícies 9. Al margen de esto, me sorprendió el operativo desplegado por el ente público valenciano para contar la última jornada de liga. Hubo cuatro conexiones en directo (sí, cuatro, con lo que vale eso) para hablar con corresponsales en, a saber: el campo del Valencia, que es lo normal; Málaga (donde había jugado el Real Madrid y se ve que no había suficiente con los decenas de informadores de otros medios, incluida la autonómica madrileña); Barcelona (en el Camp Nou se acababa de proclamar campeón el Barça e ídem de lo anterior); y, atención, había una unidad móvil en la Plaza Cibeles de Madrid, donde estaban la periodista de Canal 9 y los coches que pasaban por su lado, nadie más.
Un despilfarro más de una cadena que es un auténtico pozo sin fondo. Pero asimismo una situación que explica un cambio que se viene dando desde hace unos meses. Minut a Minut era un programa muy centrado en la información sobre el Valencia C.F. y, en menor medida, la del Vila-Real. Sin embargo, la marcha a Ràdio 9 de Luis (lo de Lluís sólo lo usaban en el grafismo) Motes, la espantada -por el huracán Gürtel- del anterior director Pedro García y la entrada del nuevo, López Jaraba, han supuesto un giro en el contenido del programa. Ahora se ha convertido en un mero informativo estatal en el que se habla de lo más importante de la jornada independientemente de que afecte a equipos valencianos o no.
De hecho, la noticia más importante del domingo en el fútbol valenciano era la despedida del Valencia del jugador Rubén Baraja, que ya es una leyenda en la historia del club. Minut a Minut se lo ventiló con una entrevista de un par de minutos y unas pocas imágenes. Además, cuando conectaron con el periodista que estaba en Mestalla, apareció en pantalla un técnico colocando cables que además llevaba la camiseta del Barça. ¡Toma ya!
En resumen, no lo observo como una casualidad sino que el cambio del enfoque del programa, y de los deportes en general, responden a una política editorial. La cuestión es averiguar qué política es aunque creo que va en la línea de: Fórmula 1, Fórmula 1 y Fórmula 1. Con todo, tampoco se les puede pedir mucho más hoy en día. Me contó el otro día un pajarito que vuela por la redacción de Burjassot que los directivos están haciendo piernas de las idas y venidas a despachos que hay; vaya que van muy estresados.
Sin pretenderlo, supongo, la Policía creó un nombre tan poético con lo de Gürtel -correa en alemán. Y hay tanta gente enganchada a ella.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada